Como construir una piscina

Lo primero que se debe hacer es informarse en el ayuntamiento sobre la normativa municipal vigente sobre tu parcela, lo normal es que si te permitan construirla, en este caso se debe solicitar los premisos de obra correspondientes en el ayuntamiento de tu localidad.

El siguiente paso sería elegir la mejor ubicación dentro de la parcela, la piscina debe ubicarse en la zona más soleada o donde el sol de más horas al día, también hay que tener en cuenta que no este muy cerca de los arboles o vegetación para evitar la caída de hojas y suciedad que contaminen el agua, el terreno debe se plano y además se puede tener en cuenta las posibles corrientes de aire para que la zona de baño sea más agradable.

Una vez decidido todo esto nos toca elegir el diseño de la piscina y tenemos infinitas posibilidades, desde las formas; rectangular, cuadrada, redonda, ovalada... Lo mejor es escoger la forma que mejor combine con el entorno o la construcción existente, (ejemplo, si tenemos lineas rectas en la construcción lo que más combina es una piscina rectangular, y si tenemos arcos o lineas curvas se integra mejor en el entorno una piscina ovalada).

A parte de todo esto también tenemos que decidir la profundidad que queremos darle, si la piscina va ha ser utilizada por niños, mejor darle menos profundidad, y si va a ser utilizada sólo por adultos se le puede dar más profundidad. También se debe pensar que uso le vamos a dar, si lo que queremos es nadar tendremos que hacerla más alargada para tener más metros de natación, si por el contrario se va ha utilizar para que los niños chapoteen es mejor una forma circular o cuadrada.

.

Ahora ya procedemos a marcar el perímetro de la piscina en el suelo y excavamos el hueco teniendo en cuenta los grosores que nos resta el encofrado de las paredes y fondo, también se debe tener en cuenta las acometidas de agua, luz y los desagües. Metemos las tuberías para los skimers, boquillas de impulsión, toma de limpiafondos y desagüe, dejamos también metidos los cables para los focos de iluminación.

A continuación seguimos con el encofrado, se le da forma a la piscina delimitando las paredes y escaleras con rasillones, se montan las varillas de acero y mallazos, se instalan los skimers, boquillas de impulsión desagüe, toma limpiafondos y focos. Una vez echo todo esto procedemos al gunitado con hormigon, se gunita toda la piscina a la vez y en un sólo día, para que cuando seque el hormigón toda la piscina sea un bloque compacto y sin fisuras ni grietas por las que más adelante pudiéramos tener fugas de agua.

Una vez seco el gunitado colocamos las piedras de coronación en los bordes de la piscina, y se comienza a revestir con el gresite o azulejos que previamente se hayan escogido para los cuales otra vez tenemos infinitas posibilidades, tanto en formas y tamaños como en colores, dibujos o cenefas.

El revestimiento del gresite se debe realizar con pegamentos y lechadas especiales para su aplicación en piscinas ya que estos azulejos van ha estar constantemente bajo el agua. Muchas veces se utilizan pegamentos y lechadas estandard que son más baratos y que no están destinados para el revestimiento de piscinas, el resultado es el que todos conocemos ¿quien no se a bañado alguna vez en alguna piscina que tiene los azulejos despegados? o ¿se ha encontrado azulejos sueltos en el fondo de la piscina?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *